top of page
  • José Musse

Reinició el fuego en San Miguel




El día 12 de febrero, se produjo un incendio en una ferretería almacén de químicos en el distrito de San Miguel. El fuego duró varias horas y dejó varios heridos, incluido un bombero estatal que sufrió quemaduras, según declaraciones del comandante general, además de otros que sufrieron deshidratación debido al fuerte calor.


Al día siguiente, el fuego se reavivó, lo cual no es un fenómeno inusual, pero si no se administra correctamente, las consecuencias en daños a la propiedad y riesgo para las personas pueden ser mayores que en el incendio inicial. La razón son los materiales de construcción y el personal fatigado.


Por esta razón, en todo el mundo, donde el servicio de bomberos es de calidad. Los bomberos montan guardia por más de 24 horas consecutivas. No esperan ser llamados, están presentes y vigilantes. Es un tema de orgullo profesional. Van y apagan el fuego. Si se van y los obligan a regresar, es porque hicieron un mal trabajo en un principio.


Hace muchos años, fui parte de una dotación de bomberos que respondió a un incendio en un barco en reparación en Pesca Perú, que se reinició por un incendio del día anterior. Como consecuencia de aquel nuevo incidente, se perdió un segundo barco. Fue un fracaso operativo total y ejemplo de la impericia del Cuerpo de Bomberos del Perú. Algo que nunca debió haber ocurrido y, al parecer, sigue ocurriendo.


Montar guardias in situ después de una emergencia durante más de 24 horas no es agradable, pero es parte del trabajo de los bomberos. Es lo que define la verdadera voluntad de servicio a la comunidad y lo que lo separa de lo que es solo un montaje, porque se carece de una verdadera voluntad de servicio y solo se usa el uniforme para obtener ganancias en imagen y reputación personal. Digo ser, pero no soy, porque no hago lo que se supone que debo hacer.




Una segunda observación, que debería llevar a una revisión de los equipos Matpel, es que el entrenamiento no solo se utiliza para controlar fugas o derrames, sino también para eliminar cualquier residuo peligroso. Las cámaras de los noticieros muestran líquidos químicos en la empresa, flotando cerca de la calle, donde cualquier niño podría contaminarse.


¿Qué esperan los pomposos equipos y personal que presumen estar bien entrenados en materiales peligrosos? Debo explicarles que es parte de su trabajo no solo aparecer en televisión con actitudes de capacidad y eficiencia, sino también realizar su trabajo, como la eliminación de residuos químicos. Siempre hay que explicarles a los latinoamericanos temas básicos.


¿Qué esperan los expertos en Matpel del Cuerpo de Bomberos del Perú? ¿Que un trabajador que quizás sólo completó la secundaria y carece de entrenamiento haga el trabajo de un experto en Matpel? Quiza lo haga descalzo.


Esta es la otra parte nada glamorosa de ser bombero experto en materiales peligrosos. Y si piensan responder que no tienen equipo para hacerlo, será porque nunca se compra lo que es necesario, sino lo que es divertido, como mangueras y pitones.


José Musse

New York City


Comments


  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
bottom of page