• José Musse

NFPA 1001-2019 y Bomberos Hobbistas

Updated: Sep 11


La edición 2019 de la NFPA 1001 Standard for Fire Fighter Professional Qualifications (Estándar de Calificaciones para Bomberos Profesionales) Reconoce dos tipos de bomberos (I y II) originalmente la norma reconoció tres niveles. Hace ya varios años se modificó. Otra notable modificación es que los requerimientos físicos y de salud de los bomberos ha sido removido tiempo atrás.


Actualmente es la NFPA 1583 Standard on Health-Related Fitness Programs for Fire Department Members (Estándar de Salud y Programas de Aptitud Física para Miembros de Servicios de Bomberos). Indicando que evaluaciones anuales deben conducirse y debe estar compuesto de cinco elementos. Capacidad aeróbica, composición corporal, fortaleza muscular, resistencia y flexibilidad.


Hay estudios que indican que un bombero capaz de hacer 40 planchas o lagartijas, tiene 96% menos posibilidades de sufrir un ataque al corazón en un periodo de 10 años. En comparación con los que hacen 10 o menos planchas o lagartijas.


Cuando ingresé al servicio de bomberos en 1985. La NFPA 1001-1984 exigía correr 1.500 metros en 15 minutos. Ahora la mayoría de servicios profesionales esperan un mínimo de 2.400 metros en 11 minutos. Hay una razón, los ejercicios aeróbicos han ido mejorando desde 1980 gracias a estudios científicos en entrenamiento y capacidad física. Hoy, somos más eficientes identificando comidas, dietas y ejercicios específicos para mejorar el rendimiento de músculos específicos. No es sorpresa que desde que las Olimpiadas modernas fueron creadas se establecieran nuevos récords.


El capítulo 4, es probablemente el más importante. Es bien claro. En la sección 4.1.1 Requerimientos generales de conocimientos. Se espera que el bombero conozca la misión de su departamento, establezca el papel que debe cumplir el bombero I, conozca sus manuales de procedimientos en emergencia y las reglas y regulaciones locales.


Empezando, de raíz y sin miramientos la NFPA ha apagado la ilusión de muchos bomberos que se consideran profesionales. Desde 1993, cuando publiqué mi primer manual de procedimientos en emergencias, advertí que no contar con una guía de actuación que regulara los procesos en las emergencias solo demostraba una total apatía por ofrecer un mínimo de calidad en los servicios de bomberos. Esta última edición pone a cualquier servicio de emergencias que no trabaje con manuales de procedimientos como servicios que operan debajo del mínimo aceptable.


Tenga presente. Las normas NFPA en general no establecen lo que debe ser, sino lo que es mínimo aceptable. Estar o trabajar debajo de lo aceptable es por lo menos, decirse aficionados o hobbistas.


En el Anexo A, ahora se espera que el bombero pueda reconocer elementos psicológicos de estrés, así como conocer las políticas y estrategias para actuar bajo esas condiciones. Nuevamente, como círculo, esto es parte del Manual de Procedimientos en Emergencias.


Leyendo la última edición, me ha recordado la sección 4.3.4 y 4.3.5 que muchas veces no damos suficiente capacitación en temas de construcción de edificios. El Jefe John Norman III, quien fuera el Director de Operaciones del Departamento de Bomberos de New York, que me enseñó tácticas en combate de incendios, aprendí que los bomberos debían reconocer el tipo de construcción, y reconocer cuánto duraría antes de colapsar. Que por cierto, en esta edición del 2019, párrafo B.3.2.1 espera que el Bombero I, identifique cinco consideraciones asociadas a la integridad estructural.


Operaciones de rescate no es parte de las obligaciones del Bombero I. Nuevamente tenga presente, que no lo exija la NFPA no quiere decir que usted no pueda ir más allá. Sin embargo, creo que es importante priorizar los conocimientos y si la NFPA cree que no debe saberlo, yo no lo consideraría.


José Musse

New York City



Foto: Pixabay.