• José Musse

La victoria de Sendero Luminoso


Durante el primer gobierno de Alan García, el gobierno afirmó que el país trabajaba y crecía. La revista Caretas de Pablo Igartúa, le respondió con una portada de un esqueleto que se leía “Sendero; Trabaja y Crece”. Algo que nunca dejó de hacer. Una vez un oficial de inteligencia me dijo, no hay nada más peligroso que un enemigo fanatico. Pues nunca descansa, no tiene feriados, vacaciones, no trabaja ocho horas como el resto. Sueña, respira, come y vive por su causa. Sin una buena estrategia es invencible.


Para esos tiempos de coches bombas semestrales, luego mensuales y después semanales, me convertí primero en adolescente y luego en un joven bombero. Había una frase que se repetía en la clase política y social del país, que vivía un Sendero Luminoso que entre huelgas armadas, asesinatos selectivos, masacres de poblaciones y acoso de la ciudad quería sitiar el poder colapsando la endeble democracia peruana y esa frase era que si Sendero Luminoso deseaba conquistar el poder, debía hacerlo por vías legítimas. Para la captura de Abimael Guzman, los peruanos aprendieron a sonreír nuevamente y la esperanza se apoderó del país. Fueron momentos de felicidad y alegría. La arquitectura cambió poco a poco, de edificios blindados anti bombas, pasamos a las fachadas de grandes cristales.


Poco a poco más y más líderes terroristas comenzaron a ser condenados. Todos los peruanos se reconocieron vencedores del narco terrorismo y las voces que advertian que se habia derrotado al grupo terrorista militarmente pero no las causas que lo crearon, alimentaron y ayudaron a crecer seguían intocables, fueron ignorados y luego olvidados. Sendero Luminoso aprendió y ahora persigue el poder por vías legítimas tal como se le exigió, y la sociedad peruana está asustadisima.


En el año 2000 escribí en la revista venezolana Analítica que si Sendero Luminoso, solo hubiera matado corruptos, hubiera conquistado la simpatía de la mayoría nacional. Erróneamente fue por la muerte de empresarios, militares y campesinos pobres.


Hoy, Sendero Luminoso tiene un radical comunista como primero en las encuestas presidenciales. Si Dios no se apiada de los peruanos, un líder ignorante, que no sabe hablar, que huye de los debates por falta de ideas y capacidad intelectual, será el hombre más poderoso del país.


La sociedad limeña ha fallado. Sigue en el mismo error de hablar y decirse así mismo que el comunismo destruirá el país. No es que le falte razón, el tema es que el que no va a votar por el comunismo no necesita estos mensajes. El que ya vive destruido sin esperanza, necesita que le digan porque la democracia es importante conservarla. Especialmente cuando todos los presidentes democráticos están condenados o perseguidos por corrupción.


Esos pobladores andinos y de zonas urbanas marginales que viven en endémica pobreza, necesitan saber porque esa democracia que se ha roto y cuando no se ha roto, no ha significado un mejor futuro para ellos. Necesita saber que la democracia no sirve para tener unos parlamentarios que se enriquecen. Deben ver cuantificaciones y beneficios y eso no hay. No puede pedirse que se crea en la democracia a los que ya la han vivido y no ha significado nada en su vida.


Sí el país se libra de esta amenaza, queda un arduo trabajo porque hay varios Castillos ahí afuera.



José Musse

New York City



Foto: Google.