• José Musse

Drones para bomberos


Empecé en 1998 usando imágenes satelitales mientras era Jefe de Bomberos de Global Emergency Response. Siempre creí que las imágenes serían más detalladas y cercanas con el transcurrir del tiempo.


Aunque para el 2014 comencé a involucrarme con drones comerciales, que definitivamente son un paso superior al uso de satélites que sirven para decisiones generales pero no para tácticas específicas. Tome el curso para certificarme y obtener mi licencia por la FAA (Federal Aviation Administration). La ciudad de New York tiene específicas reglas en su uso, una de las más estrictas en el planeta.


En 2017 el Departamento de Bomberos de New York desplegó su primer drone, pero todavía su difusión es limitada. Se estima que actualmente cerca de 69 servicios de bomberos usan drones. El uso de drones está siendo usado en el servicio de bomberos y salvamento por más de una década. Sin embargo, no está todavía generalizado su uso. Evaluación de daños, imagen térmica y analizar la integridad de estructuras en incendios y terremotos es donde más popular es esta moderna herramienta.


El uso para evaluar incendios forestales, empezar por proveernos mapas de 360 grados, descubriendo caminos abiertos, cerrados, seguros e inseguros, hotspots, construcciones ocultas y cantidad de combustible en la zona. Por ejemplo, ha servido para detectar pequeñas cabañas o viviendas que tienen cilindros de gas que de otra forma serían invisibles y pueden poner en peligro a equipos de bomberos que se aproximen sin saber lo que les espera.


Evaluar riesgos con materiales peligrosos es posiblemente uno de los más populares. El drone provee información clave para definir la estrategia general de actuación. Podemos por supuesto poner un drone y alimentarnos con imágenes en tiempo real, descubriendo víctimas y estableciendo la mejor forma de acceder a ellos y extraerlos. También entendemos el riesgo, antes de que un bombero encapsulado entre y se ponga en peligro. Podemos leer atmósferas y detectar sustancias peligrosas.


En uso más sofisticados y complejos de drones. La posibilidad de que la central de alarma despache drones simultáneamente con unidades de emergencia y puede alimentarse de información para determinar si la alarma es de una o más alarmas. Transformando el puesto comando en uno que se establezca antes de que la primera unidad llegue a la escena.


Hay drones que sirven para combatir incendios directamente, aplicando chorros. Soy escéptico de este uso. Creo que esto es más para espectáculo que para uso práctico, veremos cómo avanza la tecnología y que aplicaciones reales podemos documentar para evaluar su funcionalidad.


En combate de incendios el drone puede confirmar si estamos aplicando chorros efectivos en el lugar adecuado. Un drone con speaker puede ofrecer instrucción específica y directa a personas que están esperando ser rescatadas.


Muchas veces las comunicaciones falla. En la ciudad de New York la comunicación por radio no siempre es confiable, especialmente en rascacielos. En el sistema subterráneo de trenes solo es posible porque hay antenas y sistemas repetidores de bomberos y policías. Un drone puede alertar a bomberos y residentes.


El uso correcto de drones aumenta la seguridad de los equipos de primera respuesta y la misma comunidad. Creo que en algunas ciudades vale la pena una alianza con compañías de seguros para financiar el uso de drones.


Se estima que potencialmente los servicios de bomberos en Estados Unidos pueden gastar 881 millones de dólares en implementar esta nueva tecnología.



José Musse

New York




Foto: Cortesía de DronesGlobe.com

245 views
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

©1997 - 2021 DESASTRES.ORG

INCIDENT COMMANDER MAGAZINE