• Redaccion

El inicio del final

El Cuerpo de Bomberos del Perú ha entrado en una espiral que resulta imposible de detener. La corrupción de décadas, la deslealtad enseñada, el pirañismo cuartelero, la falta de unidad, la desintegración del mando, la fragmentación de intereses, la falta de identificación entre bomberos y alta oficialidad de hoy día hacen impensable cualquier cambio que no sea pautado por el gobierno.

Por varios años el Cuerpo de Bomberos del Perú ha estado descabezado, solo una gavilla de pandillas se ha disputado la jefatura y para hacerlo todo se vale. Las elecciones han sido el frecuente motivo de guerras intestinas por el poder. Elecciones sin disputas han sido las excepciones.

Algunos Brigadieres Mayores quisieran una huelga de bomberos para presionar al gobierno y volver a retomar control para su beneficio, pero ellos mismos minaron esas posibilidades. No está más el Capitán CBP Fernando Camino Carrillo de Albornoz que en la década del 80 movilizó todas las unidades bomberiles a la Plaza de Armas (ahora Mayor) ni hay nadie que llene sus zapatos para sacar las leyes que el presionó, entre ellas dos leyes para garantizar la propiedad del terreno de la Salvadora Lima 10, que muy pocos recuerdan y del que nunca han demostrado gratitud.

Ese es el verdadero bombero voluntario. Aplaude al ladroncillo, le llama jefe, y al que trabaja construyendo institución lo ignora y lo indispone.

¿Movilizar unidades o huelgas? El primero que intente protestar terminará en la cárcel por la simple razón que la oficialidad no está limpia y el que tiene pasado debe andar con cuidado.

El bombero de hace décadas era valiente, el actual no pasa de un buen Felipillo. Recién empieza a verse la cosecha de décadas de los cultivos que empezaron Olivos, Nicolini, Potestá, Córdoba, Zavala, y Bachet. Les aseguro que no les gustara lo que viene.

larrylynch.jpg

Muchos no tienen ni la menor idea del problema que enfrentan, como Larry Lynch no lo entienden. El cree que es diferente de Víctor Mondragón, pero es tan civil como él. Creo que tanto soñar ser coronel y general le ha costado caro, se ha terminado creyendo su propio cuento.

Si un oficial general no sabe que es un civil, resulta tremenda desgracia. Si es solo la falta de conocimientos bomberiles lo que tanto le molesta, la pregunta es clara ¿Esta seguro que los oficiales generales aprobarían un examen básico de bomberos?

Pero más grave es que Larry Lynch desconozca la historia reciente. Cuando el comandante Nicolini era abrumado por las acusaciones de corrupción, el simplemente decía “es un error administrativo”, “somos bomberos no gerentes” Bueno, el gobierno les ayudo poniendo y pagando gerentes. Es decir fue a pedido de los mismos oficiales generales.

Las elecciones en el CGBVP solo son una propuesta al gobierno, nada más. Eso es parte de las leyes y cambios que propusieron los mismos oficiales generales. No olvidemos que con el Brigadier General CBP Víctor Potestá Bastante se cambió la ley de bomberos tres veces en menos de un año y así ha sido por muchos años. Los bomberos han realizado los cambios a su antojo, el gobierno los complació siempre.

No hay nada de que quejarse.

Los bomberos jóvenes y no tan jóvenes son parte de fructíferas promociones del maleteo, la difamación y el basureo. Se aprendió a exaltar lo malo y menospreciar al bombero de valía.

Es visible la falta de inteligencia en el CGBVP. La fuga de talentos, la perdida de cerebros es tangible. Ahora la institución tiene a Larry Lynch.

La falta de ideas, de propuestas es increíble. Basta con leer las tonterías del Brigadier Mayor CBP Luis Ponce La Jara, flamante candidato para comandante general que sirve para testificar la desconexión con la realidad y cuantificar los disparates que sale de la mente de un alto oficial del CGBVP. ¿Reivindicación del Consejo de Oficiales Generales? “Todos los Brigadieres Mayores deben tener un cargo”. Empezamos mal. Las necesidades crean los puestos de trabajo y no las personas crean puestos para mantenerse ocupados, eso genera burocracia. Fue el Consejo de Oficiales Generales de donde salió esta inmunda corrupción, tanto así que hoy día ese grupito de analfabetos no tienen un candidato que les asegure nada, están en extinción.

Gracias a la propuesta de Ponce La Jara sabemos que este abogado no sabe nada de administración, seguro sus deficiencias gerenciales son mayores. Otra vez un testimonio de la carencia de cuadros. El CGBVP no tiene recursos humanos preparados para dirigir la institución en el siglo 21 y por eso el estado debe suplir con gerentes con conocimientos en administración pública.

Nuevamente debido a varias décadas de comandantes generales que destruyeron sistemáticamente los recursos humanos. Promoviendo delincuentes que les tapen sus cochinadas y no ascendiendo a los que debían.

Policlínico, centro recreacional, casa de retiro del bombero, colegio para hijos de bomberos, pensión, seguro y atención a la familia del bombero… Creo que definitivamente no tiene idea esta persona de la realidad peruana ni entiende cómo llegamos a convertirnos en cloaca. Creo que si quiere hacer todas esas obras a beneficio de los bomberos no debería postularse al cargo de comandante general sino como gerente general del Banco de Crédito, mejor del J.P. Morgan Chase.

Fue manejar un enorme presupuesto lo que atrajo tantas sabandijas y este Brigadier quiere más dinero. Hoy día, los cuerpos de bomberos voluntarios en todo el mundo se autofinancian, algunos bien otros no. Pero el bombero voluntario pone de su bolsillo y trabaja duro para mantener su unidad operativa, ese factor hace que los que no son auto suficiente financieramente no se acerquen, porque no tienen nada que dar, sino que pedir. Lo que pasó en el CGBVP es que se llenó de gente que necesitaba y eso es lo que han hecho, vaciado y saqueado las arcas públicas porque es su única fuente de ingreso y la necesitaban.

El voluntariado es altruismo y ésta es una etapa superior del desarrollo personal. Para ayudar a otros uno debe superar la necesidad de ser ayudado. En la naturaleza existe el altruismo. Los animales más fuertes ayudan a los más débiles frente a depredadores o situaciones de riesgo. En el CGBVP los débiles de la sociedad se hicieron bomberos.

Muchos jóvenes y adultos mayores sin oficio ni beneficio quisieron llevar una vida que de otra forma no podían permitírsela y pidieron más y más al gobierno. Autos, choferes, celulares, viajes, gastos pagados, viáticos. Así que hicieron al estado peruano accionista principal y por supuesto, el que pone el dinero manda.

Ahora manda el gobierno y el bombero es solo un chulillo.

En la mayoría de países donde existe un bomberismo voluntario saludable como en EE.UU., donde hay un millón de bomberos voluntarios, el gobierno contribuye porcentualmente en gastos y mantenimiento, pero no pasa del 20% de los ingresos totales. Son las asociaciones civiles las responsables de financiarse o desaparecer. En el CGBVP el 100% del presupuesto es dinero público. Las donaciones y otras contribuciones son un extra del que nada depende la operatividad.

El cáncer avanzó sin que nadie intentara detenerlo, creció, y creció hasta que se hizo gigantesco y por lo mismo las células malignas se sintieron invencibles y omnipotentes, sin entender que su éxito era a la vez su fracaso. Pobres infelices, el cuerpo que lo alojaba murió, el cáncer lo mató y las células cancerígenas ahora enfrentan la extinción.

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black