• José Musse

La temperatura del incendio no importa

Updated: Sep 16


Imaginemos un incendio en un edificio de cinco pisos. Arde por completo el primer piso. La temperatura es de 700 Celsius. Luego arde el segundo. Son dos pisos completamente envueltos en llamas. La temperatura sigue siendo de 700 Celsius. Los bomberos no llegan y toda la estructura arde. Los cinco pisos son una masa de fuego. La temperatura sigue siendo de 700 Celsius.


La verdad es que la humedad, el viento y los materiales harán que la temperatura fluctue, pero el verdadero peligro es la velocidad de esa energía liberada.


Para entenderlo mejor, pensemos en una vela encendida. La temperatura es de 815 Celsius y el ratio de calor liberado es 80 vatios. Ahora tenemos 10 velas encendidas. La temperatura es de 815 Celsius pero el ratio de calor liberado es de 800 vatios.


Volvamos a los conceptos básicos. Calor es la energía térmica que se transfiere entre uno o más cuerpos. El calor depende de la velocidad de las partículas, cantidad, tamaño y tipo. La temperatura mide el estado térmico de un cuerpo. El calor lo medimos en calorías, vatios, BTU, joules. La temperatura en Celsius, Fahrenheit, Kelvin.


El ratio de calor liberado por unidad de tiempo expresada en kilovatios o megavatios (1000 vatios es igual a 1 kilovatios y un millón de vatios es igual a 1 megavatio) Para visualizar el problema mejor. Un tacho de basura de oficina generalmente genera 30kW. Un sofá en casa, en promedio genera 2 MV. Lo suficiente para crear un flashover en una vivienda residencial (Los flashover generan un promedio de 593 Celsius).


Ahora imagínese cuando el fuego envuelve las cortinas, alfombra y otros muebles. En el dormitorio donde muchos fumadores han iniciado letales fuegos. Para que tengamos idea, una cama king size genera un promedio de 4MV.


A veces cuando converso con bomberos encuentro que algunos conceptos no están claros. Un buen entendimiento de la física y química del fuego, ayudan a entender mejor la dinámica de la lucha contra incendios. Entender calor y calorías, facilita el entendimiento de la hidráulica aplicada a la protección contra incendios. Por ejemplo un galón de agua o 3.785 litros absorbe 9.343 BTU o 27 MW. Esto al pasar de estado normal a vapor.


Por lo que no es difícil evaluar la eficiencia de una operación real. Simplificando. Ardieron dos sofás en una vivienda. No deberíamos hablar de más de 50MV. Por lo tanto 10 galones o 37 litros de agua deberían haber sido más que suficiente. ¿Por qué 5 autobombas y cinco pitones lanzando 500 GPM o 1893 LPM por tres horas? Cuando nos expliquemos eso, habremos dado un salto cualitativo en eficiencia y eficacia.


Es verdad que hay zonas de exposición que proteger. Pero debe justificarse la energía liberada con la energía que debe absorber el agua. Chorros lanzados al humo a ciegas, es ineficiencia pura.


José Musse

New York


Foto: Styves Exantus