top of page
  • José Musse

La crisis por falta de bomberos voluntarios




Según datos de la National Fire Protection Association (Asociación Nacional de Protección contra Incendios) de EE. UU., el número de bomberos voluntarios ha disminuido en un 12% en la última década, lo que subraya la urgencia de abordar esta preocupación.


A pesar de los desafíos, los bomberos voluntarios continúan desempeñando un papel vital en la protección de las comunidades. Su respuesta rápida a incendios, accidentes y desastres naturales salva vidas y reduce el impacto devastador en la sociedad. Además, su participación en programas educativos y de prevención de incendios contribuye significativamente a la concienciación pública y la reducción de riesgos.


Un estudio realizado por la Universidad de Columbia en 2021 mostró que la rápida respuesta de los bomberos voluntarios en incendios residenciales redujo en un 30% las pérdidas de propiedades y disminuyó las tasas de mortalidad en un 22%.


Es imperativo que los gobiernos y las organizaciones brinden un mayor apoyo a estos voluntarios, asegurando recursos adecuados y reconocimiento por su labor. La sociedad debe valorar y respaldar el sacrificio de estos individuos que se arriesgan diariamente para proteger a otros, garantizando así la seguridad y el bienestar de todos.


Ciudades como áreas rurales del Medio Oeste y regiones suburbanas de la Costa Este han experimentado una disminución significativa en el número de voluntarios disponibles para formar parte de los cuerpos de bomberos locales. Esta tendencia se ha atribuido a varios factores.


La transformación de la estructura laboral ha llevado a que más residentes se trasladen a centros urbanos en busca de oportunidades de empleo. Como resultado, las áreas rurales y suburbanas se han visto afectadas por una reducción de la población disponible para servir como bomberos voluntarios, ya que los habitantes se han desplazado a zonas más urbanizadas en busca de trabajo.


Además, las demandas cambiantes de tiempo y los requisitos de capacitación cada vez más rigurosos han dificultado que las personas encuentren el tiempo necesario para comprometerse como bomberos voluntarios. Muchos de los voluntarios potenciales se ven limitados por sus ocupaciones laborales, familiares o educativas, lo que ha disminuido el número de personas disponibles para atender las emergencias locales.


Para abordar este desafío, se requieren estrategias innovadoras que fomenten la participación y el reclutamiento de nuevos voluntarios. Campañas de concientización, incentivos y programas flexibles de entrenamiento podrían ser clave para atraer a más personas dispuestas a asumir este noble servicio y garantizar la seguridad de estas comunidades en todo el país.


Fuentes:

National Volunteer Fire Council (NVFC)

Federación Mundial de Bomberos Voluntarios (World Federation of Volunteer Firefighters)

National Fire Protection Association (NFPA)

Universidad de Columbia - Estudio sobre la eficacia de los bomberos voluntarios en incendios residenciales.



José Musse

New York City


FotoL Breet Sayles

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
bottom of page