top of page
  • José Musse

Desafíos Tácticos e Hidráulicos en la Operación con Bifurcaciones para el Control de incendios




Las bifurcaciones fueron diseñadas para operar cerca de las autobombas, pero cada vez más se han alejado, y no es raro verlas en algún piso de un edificio de múltiples plantas. En muchas ocasiones, han generado problemas operativos que afectan la salud y la vida de los bomberos, como cuando una de las manecillas se cierra accidentalmente al enredarse o trabarse con algún objeto en el camino, justo cuando un bombero está tirando de la línea de agua.


Hoy en día, algunos departamentos de bomberos están implementando medidas restrictivas sobre cómo usar las bifurcaciones de 2 ½” con dos salidas de 1 ½”, que parecen ser las más populares. Además, las bifurcaciones generan problemas de golpe de ariete y flujo de presión al cerrar una válvula, comprometiendo nuevamente la integridad de la operación.


El famoso boxeador Mike Tyson dijo: “Todos tenemos un plan hasta que nos dan un golpe en la cara”. Por tanto, comprender los desafíos únicos, las ventajas y desventajas de usar sistemas bifurcados es importante en el proceso de toma de decisiones tácticas para los oficiales de bomberos.


En la norma NFPA 1410 Standard on Training for Initial Emergency Scene Operations (2005), se habla específicamente de ejercicios de entrenamiento con tendidos de líneas bifurcadas.


La implementación de una operación con líneas de mano bifurcadas durante la supresión de incendios estructurales requiere una consideración meticulosa de las implicaciones tácticas e hidráulicas. Esta decisión estratégica exige una comprensión integral de las posibles complejidades y vulnerabilidades inherentes a este enfoque. La falta de comprensión de estas complejidades podría conllevar desafíos significativos en la lucha contra incendios.


La percepción convencional a menudo se basa en el control exitoso logrado por la primera línea desplegada desde una bifurcación, dejando la segunda descarga sin utilizar. En consecuencia, se asume que el segundo punto funcionará de manera similar al primero. Sin embargo, esta suposición no siempre es confiable y las debilidades operativas de las operaciones bifurcadas a menudo permanecen invisibles o mal entendidas.


En una operación de ataque con línea de mano bifurcada, donde dos oficiales o equipos de línea de mano se comunican a través de la radio, la gestión de cada línea introduce una relación mutua que afecta a la otra. Ajustar la presión en una línea impacta en la otra, lo que lleva a un escenario de lucha de poder, esforzándose por mantener una Presión de Boquilla (NP) consistente entre las líneas de ataque primarias y secundarias.


Además, lidiar con el compromiso de la línea se convierte en un desafío significativo para los operadores de bombas que suministran una línea principal a una bifurcación que alimenta líneas de ataque más pequeñas. Marcar los medidores con información crucial sobre la presión, ubicación, compañía, longitud de la manguera y caudal se vuelve imperativo para gestionar estas líneas de manera efectiva.


La NFPA 1710 Standard for the Organization and Deployment of Fire Suppression Operations, Medical Operations, Emergency Medical Operations, and Special Operations to the Public by Career Fire Departments (2020) enfatiza la necesidad de un caudal de agua efectivo de dos líneas de mano en incendios en viviendas unifamiliares. Si las condiciones no mejoran rápidamente con la línea de ataque primaria, desplegar una manguera de mayor diámetro para la línea de respaldo se alinea con estos estándares.


Considerar el diámetro de la manguera, la longitud, la selección de aparatos y las fuentes de suministro de agua son aspectos críticos. La línea de respaldo o de apoyo a menudo requiere una longitud de manguera más larga y puede originarse en una compañía de bomberos posicionada más lejos de la escena, lo que complica la logística de despliegue.


Además, para mitigar los riesgos de pérdida de agua o presión, es prudente suministrar las líneas primarias y de respaldo desde hidrantes separados, siguiendo los estándares de NFPA 1403 Standard on Live Fire Training Evolutions (2018) para prevenir la pérdida simultánea de ambas fuentes de suministro de agua.


En general, comprender la dinámica y los posibles problemas de las operaciones con bifurcaciones es crucial para los departamentos de bomberos. Cumplir con los estándares establecidos e incorporar consideraciones estratégicas en el despliegue de mangueras, selección de aparatos y gestión del suministro de agua mejora significativamente la efectividad y la seguridad en la lucha contra incendios durante la supresión de incendios estructurales



José Musse

New York City


Bibliografía

Firehouse “A Systematic Approach to Standpipe Operations”

Firehouse “Engine Essentials: Backup Line Considerations”

FEMA : Strategy and Tactics for Initial Company Operations - State of Nevada.


  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
bottom of page