• José Musse

Un San Valentín para un bombero, parte 2

Updated: Mar 8


Algo que veo una y otra vez, es que los bomberos que llegan a su unidad, se colocan su uniforme y se sientan en el sofá a ver horas de horas de programas de televisión. Si no suena la alarma no hicieron nada más. No aprendieron nada sobre ser mejores bomberos, no aprendieron nada sobre ser mejores personas. Van a casa y hacen lo mismo. Se sientan otra vez en otro sofá y pasan horas de horas con videogames. Luego son mediocres seres humanos y ni que hablar de su vida amorosa. Algunos creen que porque atendieron clases en la universidad o trabajan han hecho bastante esa semana.


Prepárese para ser exitoso


Invertir en sí mismo. Personalidad, carrera, nivel de vida. Todo ello es esencial. Pero empecemos por lo más mundano y superficial primero. Muchos hombres dedican horas en mentir y querer impresionar pretendiendo ser lo que no son. Las mujeres no no son tontas. Detectan todas esas mentiras y descubren a un hombre narcisista, inseguro y desesperado. Estoy en contra de eso, de mentir a una mujer. Mejor dedicar esa misma energía en crecer como persona y profesionalmente. Ello ayuda a atraer al sexo opuesto.


No es un hombre rico lo que la mayoría de mujeres buscan. Quieren al hombre seguro, confiado, con objetivos en la vida, que crece y que les ofrece una vida atractiva. Ahora, esos elementos de confianza en una persona genera superiores oportunidades laborales, mejores negocios y por ende, mayores ingresos. Por eso muchos hombres se equivocan cuando analizan desde afuera a otros hombres. No entienden la esencia que llevó a ese varón a ese nivel. Ven la tarjeta de crédito, pero no se preguntan cómo se hizo la cuenta de bancos.


Mucha gente me dice ⎯⎯que suerte tienes de vivir en Estados Unidos⎯⎯, pero no se molestan en conocer que mi jornada empezó en Europa y en muchas ocasiones pase hambre solo porque no tenía dinero suficiente y mi día favorito era el que llovía porque nadie podía ver mis lágrimas. Un día salvé a una pareja de ancianos de un joven agresor en la calle Bravo Murillo en Madrid. En gratitud, la pareja me invitó a cenar, fue el primer plato caliente que comía en una semana. Esos fueron mis inicios y antes de dejar España, llegué a ser Director Ejecutivo.


En mis 20s, invertí muchas horas tomando cursos de eficiencia, eficacia personal, productividad, negociación, trabajo en equipo. ⎯⎯No hay equipo más importante que el que hacemos con nuestra pareja⎯⎯ No hablo de un curso por tema, hablo de múltiples cursos en cada tema. Sin contar libros en relaciones personales tales Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas de Allan y Barbara Pease, Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus de John Gray, Cómo hacer amigos e influir sobre las personas de Carnegie Dale, El Arte del Optimismo de Jim Stovall, Los 7 hábitos de la gente altamente eficiente de Stephen Covey, y muchos más de su tipo. Leer un libro semanal era mi objetivo y varias veces acababa libros en uno o dos días. La ventaja de ser soltero es que uno tiene bastante tiempo para uno mismo. La idea es asegurarse que el software que corre en nuestra mente tenga el setting configurado para el éxito. Un bombero que hace lo mínimo en su estación, especialmente si es voluntario, desperdicia el más valioso recurso, el tiempo.

Vístase mejor


No hablamos de ropa de lujo. Hablamos de ropa que no tenga arrugas, se vea baggy. Entallada. No tiene que correr y adquirir deudas por ropa que no puede permitirse financieramente. Empiece por ir a un costurero cerca de su casa para que ajuste la ropa que ya tiene. Ropa off rack, producida masivamente, nunca queda bien, necesitará ajustes. Nunca he caído ni he estado interesado en ropa de marca. Por el contrario, que sea de calidad aceptable el material y que quede bien en usted.


Estudiando etiqueta de negocios, el profesor hizo una pregunta a la clase que cambió mi vida. Si fuera a salir usted en televisión ahora mismo ¿Sentiría que su ropa lo estaría representando correctamente?


¿Quién es usted? ¿Como la ropa ayudaría a representarlo mejor? Haga los cambios que crea conveniente. La ropa es la envoltura y sabemos que una envoltura realza o mata la forma en que entregamos un producto y usted es un producto que sale a un mercado a competir para conseguir la mejor pareja que este disponible.


Las mujeres invierten un enorme tiempo en verse bien, el hombre generalmente no. El varón que lo haga, destacará. Será notado por las féminas.


Ellas ven sus zapatos. No use el mismo zapato toda la semana, deje que se ventile y descanse. Use zapatos por cada día de la semana si es posible y para cada ocasión importante. Entiendo que hay un costo que no todos pueden permitirse. Mi consejo es que mire su situación financiera e invierta lo más que pueda en sí mismo. Use ropa de vestir o formal cuando sea posible.


Cuide su higiene, baño diario y asegúrese que las mujeres saben que es limpio. Uno de los secretos conocidos, en que usted le dirá a una mujer que es limpio sin decírselo es precisamente cambiando de zapatos diariamente y cambiando de calcetines, ella sabrá que su ropa interior está limpia. Que si decide dormir con usted no habrá olores repugnantes. ¿Cómo sabe que usted cambia de calcetines diariamente? No haga lo que todo hombre hace al comprar ropa interior, del mismo tipo, color. Los calcetines se venden en paquetes idénticos, sino son iguales es casi imposible diferenciarlos. Asegúrese de que sean diferentes, con patrones que sean notables. Al cruzar las piernas usted, y ella al mirar sus pies, sabrá que es limpio porque el calcetín de hoy es diferente al de ayer. Use una colonia que actualmente huela bien con su piel. Lleve a una amiga para que le ayude a seleccionar. No use varias colonias, solo una. Tenga un aroma que lo identifique y que ella recuerde. Básico branding.


En un principio carecía de gusto para vestir, conforme fui mejorando en mi vida profesional invertí más. No contaba con un estilista en Lima, pero sí me aseguré de comprar ropa a un vendedor especifico que me llevaba la ropa ya entallada a mi oficina y además me decía, esta camisa va con este pantalón, con esta corbata. Si era una vestimenta más casual, igual.


Esto suena más presuntuoso de lo que es. Vaya a una tienda de ropa de hombres, hágase atender por un solo vendedor, sea frecuente y solo hágase atender por ese vendedor, construya esa relación. Poco a poco irá construyendo un adecuado wardrobe y ese vendedor al que le haya comprado casi todo, sabrá que tiene, que le falta y le ofrecerá consejos para combinar. Solo asegúrese de darle a él todas las comisiones por sus compras y voilá. Con el tiempo, aprenderá a combinar mejor.


Las propinas son bienvenidas. Ese vendedor se esforzará más por usted. Como digo, construya esa relación. Llegara a tener descuentos, avisos de ofertas e inclusive le reservaran esa ropa que es costosa, pero tiene esta semana un price tag muy atractivo. Mi trabajo como hombre de negocios y mi vida romántica fueron sofisticandose. Su camino bien puede ser diferente, debe hacer las adaptaciones necesarias. Como digo, no me pasó de la noche a la mañana, sino que me tomó varios años de mejora en negocios y gustos, en prestar atención a detalles.


Empecé con ropa que compraba en cualquier tienda sin dedicar mucho tiempo en pensar si me quedaba bien a luego hacerme camisas, pantalones y trajes a medida. Todavía no me hecho zapatos a medida pero me gusta la idea y la experiencia que ofrecen algunas tiendas que he visitado. Use diferentes relojes, que combinarán mejor con el estilo casual o más formal y con el color de ropa que escoja diariamente. Pantalla azul, verde, blanca, todo negro, todo dorado. Cuando ha sido posible he preferido zapatos que son producidos con correas.


Lo mismo hice con un par de restaurantes limeños. Al tomar desayuno, vi que muchos clientes tenían de cortesía diarios tales como El Comercio, Gestión, etc. Cuando los pedí, no había disponibles. Comencé a construir una relación con un mesero en particular. Generosa propina y preguntaba por él para que me atendiera. Siempre tenía mi diario favorito, sino había, iba él a un lugar debajo de una mesa donde estaban los reservados para clientes especiales. Cuando llegaba al restaurante el mesero me saludaba ⎯⎯Señor Jose, bienvenido⎯⎯ Cuando ello pasaba y estaba acompañado de una dama, esta me miraba con sorpresa. Eso no era casualidad, eran instrucciones de como le había dicho al mesero que me recibiera. Si, efectivamente era para presumir. Aunque iba al lugar solo o acompañado dos a tres veces a la semana. Muchas veces llegue con visitantes extranjeros para hacer negocios.


Nunca, en un restaurante permití que la dama leyera la carta. Algunos lugares tienen precios intimidantes y no quería que eso afectara la experiencia de salir conmigo. Quería presumir de mi desarrollo personal y estilo de vida, no hacerla sentir que la estaba comprando. El mesero que atendió le explicaba a la dama que me acompañaba ⎯⎯Siento pero no puedo darle la carta, al señor José no le gusta, el será su anfitrión⎯⎯ Luego, yo le preguntaba si le apetecía pescados o carnes y le leía la carta. Que ella eligiera por plato no por el precio.


Ahora no crea que solo iba a restaurantes de tres tenedores, muy bien un Bembos de comida rápida u otro similar, pero la primera cita o cualquier evento que fuera importante o para variar, sí debia ser especial.


Todo depende de que salga natural y no presuntuoso. Entienda en que punto en su vida esta. Si tiene 20 años ir a un restaurante lujoso será probablemente forzado. Pero cuando se llega a los 30 y 40, su vida es diferente, se espera mas de usted. Un día un joven en una reunión de tres personas, terminamos hablando de relojes. Un ejecutivo tenia un Rolex de 40 mil dolares. El más joven de la reunión dijo que queria tener uno similar. Le dije ⎯⎯Dudo se vea bien en tí. Va a parecer que papi te lo compró⎯⎯ El ejecutivo con el Rolex, era un hombre de 60 años manejando una multinacional.


Llévela a un sitio diferente. No haga lo que sus otras citas han hecho. Sorprendela. Hay actividades que generan adrenalina, aumentan el ritmo cardíaco, muchos expertos creen que esa colección de emociones similares a las que siente una persona enamorada ayuda en la primera cita porque generan conexión. Ir al cine a ver una película de horror con una dama es un viejo truco que se conoce desde los tiempos de George Miele.


Continuará...


José Musse

New York


Foto: Pixabay.

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black