• José Musse

¿Quién progresa en el CBP?

Updated: Feb 4


Todo este barullo de ascensos cancelados, anulados de esta resolución interruptus del 2017, me hizo recordar cómo funciona la entidad estatal de los bomberos.


Hay esencialmente tres grupos de bomberos funcionando en la entidad del estado peruano. Llamemos al primero Los Boys y Girls Scout. Trabajan duro, se dedican en corazón y alma, siempre están ahí y nunca fallan de poner el hombro y empujar el auto aunque no tenga rueda. No importa qué tarea está al frente, son abnegados y mientras otros huyen de fastidiosas tareas cotidianas, ellos con devoción las asumen y completan. Su esperanza es que alguien los note y les de su gran recompensa. Qué es ese ascenso que anhelan en silencio y que nunca llega muy alto.


El segundo grupo es de los Técnicos, aquellos que lo saben todo. Que han invertido tiempo en entender todo aspecto de la termodinámica, mecánica, hidráulica, rescate, comando y materiales peligrosos. Podrían desarmar un aparato termonuclear con los ojos vendados si fuera necesario y salvar de la destrucción al país. Se hacen y sienten indispensables, pero no lo son y progresaran, pero no mucho. Quizá lo máximo que lleguen será trabajar en la dirección de operaciones y saldrán una que otra vez en televisión, lo que reforzará su ego y les hará creer que un día sus méritos lo llevaran a dirigir la entidad voluntaria que ahora viene con salario. Pero no, el trono no es para ellos.


El tercer y último grupo es el de los Políticos. Los que canjean leyes por condecoraciones, nombramientos y empleos. Mientras aseguran a los políticos de turno que serán fieles peones y que jamás serán un instrumento que se alzara contra el partido de turno. Prostituyen la entidad que sea con tal de atender a sus nuevos amos.


Entre los Políticos están esos personajillos que roban cámara en televisión y hablan como si supieran lo que dicen pero en realidad no. Ellos saben navegar en aguas turbias, no temen pactar con el diablo y sin dudarlo venderían a su propia madre, si eso los beneficia.


Lo mejor de los Políticos es que saben utilizar y manejar a su antojo a los Boys Scouts y Técnicos de turno con migajas.


Es entendible que alguien debe ser el tonto útil en los sistemas de poder. Esta simbiosis de caracteres y personalidades nunca explota, nunca hierve o se divide como átomo en fusión. No hay rebeldía, son machos betas, sumisos ante los alfa. A lo mucho una renuncia, alguna ausencia que nadie extraña y la producción de una que otra carta anónima, porque ni cojones tienen para poner su nombre donde su queja termina.