• José Musse

El bombero que no sabía que no sabía


El bombero Rafael Chinchay Ochoa de la Compañía de Bomberos Garibaldi 6, es otra víctima más de la tradición de los aficionados haciendo cosas que solo deben hacer los profesionales. Junto con otros amigos del Ejército Peruano y ⎯⎯hasta donde entiendo no había bomberos con él, aunque la prensa diga lo contrario⎯⎯ estaba practicando rapel cuando algo salió mal y se precipitó al suelo, sufriendo serios traumatismos.


El pésimo entrenamiento y formación que tienen los bomberos peruanos grita por su ausencia. Pero no solo son los bomberos, hay muchos grupos de improvisados que ofrecen entrenamiento sin tener la calificación apropiada y así se crea un círculo vicioso.


En este caso en particular, al parecer eran amigos juntándose un fin de semana para mejorar. Una buena idea, pero sin la experiencia correcta es jugar a la ruleta rusa.


¿Quién califica a estos equipos? Los bomberos peruanos no están calificados ni para apagar incendios correctamente. Solo lanzan agua con mangueras sin mayor entendimiento de organización técnica, física y química. No hay rescate de personas en un incendio, solo bomberos parados en la puerta o desde afuera lanzando chorros de agua.


¿Por qué pasan estas cosas? La respuesta es simple, falta de personal calificado. Pero es algo más intrincado. Pasa en los bomberos, en la policía y en cada fragmento de la sociedad peruana. La historia va así. Un bombero llamado Ernesto, podría bien ser militar, policía viaja a otro país para aprender nuevas técnicas de rescate, de control de incendio o de lo que sea.


Toma un curso de 10 o 30 horas. Regresa al país como Moisés bajando del Monte Sinaí con la verdad en sus manos. La forma correcta de hacer las cosas. Aquí empieza el problema porque Juanito también hizo lo mismo, solo que él se fue a otro país. Él también tiene sus verdades que los Dioses del Fuego le han dado. La cuestión es que es otro método, otra escuela. Ahora cuando Juanito y Ernesto se junten van a ver problemas. Si ambos enseñan y deben hacerlo porque están ungidos por el Divino, el problema se multiplica. No hay una discusión previa de unificar criterios, ni sistemas. Lo que hay es una mazamorra con arroz con leche y ceviche con palta combinado con mondongo. La fórmula para la tormenta perfecta.


El Ejército y la Policía hacen rapel con propósitos específicos de búsqueda y destrucción. Los bomberos hacen diferentes operaciones con sogas. El problema se va convirtiendo en más complejo y la vida de todos está en peligro cuando se juntan y cada uno ve el mundo y entiende el universo de diferente forma.


Hace muchos años atrás, no creo siquiera era Teniente cuando llegó un aniversario más de la institución y se celebraría con unos ejercicios para el público. Fui escogido para saltar hacia un colchón de rescate desde el último piso de la Compañía de Bomberos Unión Chalaca 1. Me negué a hacerlo. Cuando hablé con el Capitán Lorenzo Patio le expliqué mis razones. ⎯⎯No confió en que los de abajo hagan bien su trabajo⎯⎯ Puedo confiar en mi trabajo, puedo prepararme, pero no tengo control en lo que otros hagan.


El Capitán Patio entendió, aunque otros bomberos me acusaron de cobarde y se burlaron de mi. Días después supe que el bombero que se lanzó del último piso, se había lesionado la espalda. El colchón de aire de rescate, me dijeron fue inflado demasiado y estuvo más rígido de lo necesario.


A veces da gusto saber que uno tiene razón, otras veces da pena estar en lo cierto.





Los cursos de rescate, materiales peligrosos y otros más se dividen en niveles. La NFPA 1006 2013 Edition Rope Rescue Level I Training es de 36 horas. El nivel II es igual de 36 horas y el Rescue VI Rope Rescue Technician NFPA 1006 también de 36 horas. Hablamos de un total de 108 horas. Para tener la información necesaria, no la experiencia. Solo conocimiento. La experiencia se gana con dos o cuatro años haciendo bien las cosas.


¿Cómo debería ser? Depende de cada Cuerpo de Bomberos. Diría que un bombero probablemente no sería considerado para hacer un trabajo de rescate hasta completar el nivel I y II de acuerdo al estándar NFPA 1006. Simplemente para hacer el trabajo bajo supervisión directa, ser un peón sin voz ni voto, trabajando estrictamente bajo el comando de otro comprobadamente experimentado. Practica, practica y practica por un año o dos, antes de tomar el curso de Rescue VI Rope Rescue Technician y empezar a dirigir a otros, quizá ahora sí con un claro sendero a instructor en el futuro.


Igual pasa con otros grados académicos. Muchos graduados universitarios siguen inmediatamente una maestría. Sin embargo, los expertos creen que teniendo al menos cinco años de experiencia laboral antes de tomar la maestría da mejores resultados. El alumno tiene una mejor comprensión del mundo real y de escenarios donde puede aprovechar mejor los nuevos conocimientos.


Este era el problema que se veía con los cursos del Texas A&M, que tomaban el Curso de Operaciones Contra Incendio en Español, ahora llamado Operaciones Contra Incendio para Bomberos Municipales y que ahora sí es más claro en su folletín de reclutamiento y es específico pues está referido a la NFPA 1403 Standard on Live Fire Training Evolutions.


Por muchos años, los que han tomado este curso se referían así mismos como ⎯⎯He tomado el curso de bomberos de Texas⎯⎯ y se sentían poseedores del Santo Grial. Desafortunadamente para ellos el curso de bomberos es más complejo en educación, requerimientos físicos, horas y costo. 12 a 15 semanas y 545 horas como promedio


En la ciudad de New York el Departamento de Bomberos entrega licencias en formas de carnet para varios tipos de trabajo; Chofer que transporta mercancías peligrosas, soldadura, guardia de seguridad contra incendios, jefe de seguridad, etc. Debe tomarse un examen, aprobarse para optar por la licencia que permite hacer un trabajo en forma segura. Según el tipo de trabajo puede requerir una examinación del empleo por bomberos de la ciudad en el mismo centro laboral del candidato. Con un detalle muy importante. Juanito no puede intentar sacar una licencia sin la carta de patrocinio de un empleador del área. Si quiere la licencia de guardia de seguridad contra incendios, debe tener una carta de patrocinio del empleador, en este caso de una compañía de seguridad. Con esto se asegura la ciudad, experiencia de campo.


Hacer las cosas mejor no es difícil, pero tener voluntad y un ego que permita reconocer las deficiencias es el obstáculo real.


José Musse

New York