• Redacción

Cuestionan compras para emergencias en Madrid


MADRID, España (El País).- El Ayuntamiento de Madrid ha realizado diversos contratos de emergencia para hacer frente al temporal Filomena en enero. Mantas, edredones y calefactores para los habitantes de la Cañada Real, cuadrillas de empleados para sanear el arbolado, alojamientos para miembros de la Policía Municipal, cadenas para las ruedas de los vehículos de los servicios de emergencia, sal para esparcir por los 21 distritos de la capital… Todos fueron contratos que, amparados en la urgente necesidad, se convocaron sin el procedimiento obligado de publicidad y concurrencia en igualdad de condiciones. El Consistorio incluyó también entre esas compras cinco colchones de rescate. Son los que emplean los bomberos para salvar a personas que se lanzan al vacío en los intentos de suicidio. Así consta en el contrato por valor de 59.589,96 euros del área de Seguridad y Emergencia.


Todo comienza con una resolución dictada por el director general de Emergencias y Protección Civil, Enrique López Ventura, el 8 de enero, el mismo día en que empezó la nevada. El contrato fue adjudicado a la empresa Dräger Safety Hispania, habitual entre los proveedores del Ayuntamiento. Fue formalizado el pasado 1 de febrero entre López Ventura y un representante de la empresa. La plataforma estatal de contratación del sector público recoge la adjudicación el 3 de febrero conforme a la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP). Además, la Junta de Gobierno municipal dio cuenta de esta operación el pasado 4 de febrero.


Enrique López Ventura firmó la orden de contratación de los colchones de salvamento “sin sujetarse a los requisitos formales establecidos” para “dar cobertura a las necesidades sobrevenidas derivadas de la situación excepcional de alerta climatológica”, como consta en la resolución. Su adquisición permitiría intervenir evitando “graves riesgos para la salud e incluso para la vida” y se justifica por la necesidad de aumentar el stock disponible y el mayor número de actuaciones previstas durante el temporal.


El encargo directo a la empresa Dräger Safety Hispania incluye dos colchones tipo SP 16 por un precio cada uno de 7.358,65 más IVA y tres tipo SP 25 por 11.510,20 más IVA. Esto eleva el total de la factura a 59.589,96 euros. El modelo SP 16 , según especifica la empresa en su página web, permite llevar a cabo rescates desde una altura de 16 metros, mide 3,5 por 3,5 metros y se hincha en unos 30 segundos. El SP 25 vale para alturas de hasta 25 metros, mide 4,6 por 4,6 metros y el tiempo de llenado es de un minuto aproximadamente.


Pero ¿qué utilidad tienen estas colchonetas de rescate ante un temporal como Filomena? Un miembro del cuerpo de Bomberos de la capital con más de 20 años de experiencia reconoce que ninguna. Es más, añade, aunque la empresa Dräger las comercializa con la doble función de rescates en incendios y ante tentativas de suicidio, en Madrid se emplea casi en exclusiva para esto segundo. “Nunca he visto acudir a un fuego la furgoneta con el colchón”, afirma.


Pese a todo, fuentes del área de Seguridad y Emergencias aseguran que esa compra fue finalmente anulada. No dicen cuándo ni responden al motivo de la cancelación. Tampoco por qué se requerían colchones de salvamento para el operativo con el que se hizo frente al hielo y la nieve.


EL PAÍS se ha puesto en contacto con la empresa para conocer en qué punto se encuentra la operación, pero no ha obtenido respuesta. Dräger Safety Hispania es un proveedor habitual del Ayuntamiento y recibió solo a lo largo de 2020 al menos otros ocho encargos, entre las que se incluye un colchón de salvamento, por valor de más de 100.000 euros, según consta en el portal de transparencia municipal.


Cadenas para la nieve


El mismo día que se firmó la orden de los colchones de rescate, el 8 de enero, el Consistorio encargó también la adquisición de cadenas para las ruedas por valor de 30.029,13 euros para poder circular sobre la nieve y el hielo. El Plan de Emergencias Invernales del Ayuntamiento de Madrid (Peiam) y el propio régimen interno de los Bomberos preveía que sus vehículos dispusieran de cadenas, pero no las había. Eso impidió a muchos circular.


Este problema ya protagonizó un choque entre Gobierno y oposición avanzado enero en la comisión de Seguridad y Emergencias, en la que no se dijo que se hubieran comprado las cadenas. Las encargadas el 8 de enero llegaron a la semana siguiente, varios días después de que dejara de nevar, según consta en los albaranes de las empresas, que tienen fecha del 13 de enero. Fuentes del área de Seguridad afirman sin embargo que llegaron con tiempo para ser usadas.


La manera en que llevaron a cabo su trabajo los servicios de emergencia será uno de los asuntos que se abordarán en la comisión no permanente sobre Filomena que, a iniciativa del PSOE, todos los grupos municipales aprobaron por unanimidad en el Pleno de Cibeles a finales de enero. Debería haberse convocado antes del 15 de febrero, pero aún no se ha reunido. Por el momento únicamente se han nombrado sus miembros. Se trata, en todo caso, de una comisión de estudio y análisis para elaborar propuestas de mejoras en la gestión ante posibles situaciones similares. Dos meses después y a las puertas de la primavera, Filomena sigue coleando.

29 views
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

©1997 - 2021 DESASTRES.ORG

INCIDENT COMMANDER MAGAZINE