top of page
  • José Musse

Construyendo la mejor versión del bombero que podemos ser usando la NFPA 1582 y 1583


Como bomberos, es crucial mantener un alto nivel de aptitud física y estar en buena salud para desempeñar nuestras tareas de manera segura y efectiva. La National Fire Protection Association (NFPA) establece dos estándares importantes que abarcan los programas médicos y de aptitud física para los departamentos de bomberos: NFPA 1582 y NFPA 1583.


NFPA 1582: Standard on Comprehensive Occupational Medical Programs for Fire Departments

Este estándar establece los requisitos mínimos para los programas médicos de los departamentos de bomberos, incluyendo evaluaciones médicas y pruebas físicas y psicológicas. De acuerdo con la sección 3.2.1 de NFPA 1582, los bomberos deben recibir una evaluación médica completa antes de ser contratados y periódicamente durante su servicio. Esta evaluación incluirá una revisión de historial médico, pruebas físicas, pruebas de laboratorio y una evaluación psicológica.

Además, según la sección 3.3.3 de NFPA 1582, los bomberos deben recibir una evaluación médica completa antes de ser asignados a tareas especializadas, como el manejo de materiales tóxicos o el rescate en altura. Esta evaluación incluirá pruebas de esfuerzo físico y una revisión de habilidades técnicas.

NFPA 1583: Standard on Health-Related Fitness Programs

Este estándar establece los requisitos mínimos para los programas de aptitud física para los bomberos, incluyendo pruebas de aptitud física y programas de entrenamiento. De acuerdo con la sección 4.2.1 de NFPA 1583, los bomberos deben participar en pruebas de aptitud física periódicas para evaluar su capacidad física y determinar su nivel de preparación para realizar sus tareas.

Además, de acuerdo con la sección 4.3.2 de NFPA 1583, los bomberos deben participar en programas de entrenamiento continuo para mejorar su aptitud física y prevenir lesiones. Generalmente recomiendo que los bomberos profesionales mantengan rutinas diarias de ejercicio físico y maniobras en grupo de unidades semanalmente. Estos programas deben incluir ejercicios para mejorar la fuerza, la resistencia y la flexibilidad, así como para prevenir lesiones comunes en bomberos, como lesiones de espalda y lesiones cardiovasculares.

60 bomberos al año fallecen por enfermedades cardiovasculares durante el desempeño de su trabajo.La dieta en latinoamérica es rica en carbohidratos y grasas saturadas, deliciosa comida pero nociva en el mediano y largo plazo. Estudios recientes sugieren que correr unos pocos kilómetros al día puede tener un impacto significativo en la salud cardiovascular. Un estudio publicado en el "Journal of the American College of Cardiology" encontró que correr sólo 5 kilómetros por semana a un ritmo moderado puede reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en un 45%.

Sin embargo, correr más kilómetros puede ser aún más beneficioso en la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Un estudio publicado en la revista "Circulation" encontró que correr más de 25 kilómetros por semana se asoció con un descenso del 30% en el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares.

En conclusión, los estándares NFPA 1582 y 1583 son esenciales para garantizar la salud y seguridad de los bomberos.


José Musse Lima, Perú Foto cottonbro studio


  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
bottom of page