• Redaccion

Mondragón VS Calvo

calvo.jpg
Don Víctor Mondragón dejo claro que es un pequeño hombrecillo, ahora no hay duda de que es el quien protege al denunciado Alejandro Navarrete, ciertamente se supo ayer también que el Brigadier Mayor CBP Carlos Oswaldo Pérez Córdova no debía estar en la lista de oficiales habilitados. Acaba de ser denunciado penalmente. La lista de bomberos criminales sigue creciendo.

El contador público Mondragón Tarillo tiene una agenda propia y esta no parece ser limpia. No hay ninguna razón por la que el Brigadier Mayor CBP Rafael Calvo Campos debía ser sustituido. No solo esta limpio, es además el bombero más experimentado y calificado para el puesto de Director de Operaciones.

Navarrete no solo es un mal bombero, con denuncias que podrían llevarlo a la cárcel y dejar una vacante en un puesto clave. Es además una nulidad operativa. Sus deficiencias técnicas en conocimiento de respuestas de emergencias lo hacen peligroso. Intelectualmente es incapaz de sostener una conversación que requiera conocimientos y ecuaciones complejas.

Colocarlo a él es burlarse de la PCM, pues su cercanía con los bomberos del Callao que el gobierno decidió no ratificar son profundos. Su amiguismo con Juan Piperis y Augusto Viñas se conoce de décadas. Peter Gonzales sería su padrino, quien le propuso al grado de Brigadier Mayor. Favores que se pagan.

Gracias a la gestión de Mondragón el Cuerpo de Bomberos del Perú está hoy peor de lo estaba que ayer. La comunidad ahora está en riesgo porque ahora hay un cero a la izquierda en la Dirección de Operaciones. Esta es la única dirección realmente importante en la respuesta a emergencias y con la que no se puede hacer las estupideces que hizo Mondragón.

El comandante Rafael Calvo es técnico, es rudo, dedicado, sabe su trabajo y los bomberos lo respetan. Con Navarrete los bomberos están solos, como si no existiera. Navarrete está sucio, la corrupción y mala gestión lo hace apestado. Para agravar el asunto, es imbécil y no sabe de incendios. Los bomberos no pueden hacer ninguna consulta inteligente a la Dirección de Operaciones. Hoy dejo de existir esa área.

La brutalidad de Mondragón persigue algo, y ese algo no es para el beneficio del país. Es hora de que sea despedido y largado con las peores referencias.

Calvo era la lógica respuesta en la sucesión y mejor respuesta para asumir la comandancia general. La movida torpe de Mondragón es mal intencionada y afecta a 30 millones de peruanos. Puso su agenda e intereses personales primero. Una porquería.

Calvo pide apoyo. Desafortunadamente el ayudo a construir un sistema donde el bombero no importa y ahora él no importa tampoco. En el Cuerpo ya no existe el espíritu de cuerpo, no hay unión. La institución voluntaria es rentada ahora y más que una organización es un botín. Las agendas ocultas, los intereses fraccionados hacen a los bomberos presas fáciles. Hoy se paga lo que se cultivó por 30 años.

Cuando se cometieron abusos y atropellos a los derechos de otros bomberos Calvo no dijo esta boca es mía. No se quejó, no defendió. Fue el empleado corporativo perfecto. Hizo su trabajo y el resto que se las arregle como pueda.

Calvo es el mejor ejemplo del poema de Martin Niemöller "Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí"

Hoy vinieron por el CBP y no había hombres para defenderlo.